Hijpócritab

Hijpócritab

No quería escribir este post. Creo que la prensa le está dando una importancia que no tiene al tema del velo en las escuelas. Ganas de vender noticias, y crear polémica por crearla.

Pero hoy no he podido resistirme. Leo en El País que “Un segundo instituto cambia su reglamento y evita la asistencia de Najwa”. O sea que no se trataba, como decían muchos, de que las normas ya estuviesen ahí. Se trata de otra muestra más de miedo al mundo musulmán. Y de discriminación, sí.

No me gustan las prohibiciones. Mi religión es la de los derechos (humanos), y por eso creo que sólo deben prohibirse las cosas que afectan negativamente a los derechos de otra persona. Llevar el hijab per se no vulnera los derechos de nadie. Prohibirlo sí: vulnera el derecho a la libertad religiosa, incluso a la libertad sin más: la libertad de ponerte lo que te dé la gana donde te dé la gana. A Najwa nadie se lo imponía. Ella quería llevarlo. Al igual que yo solía llevar al cuello el crucifijo que me regalaron mis abuelos. Al igual que las monjas dan clase con su toca en los colegios concertados pagados con dinero público.

Toda esta polémica evita el verdadero problema, que es otro. Los problemas de integración no los causan las niñas que libremente deciden -como en este caso-llevar el velo. El problema de verdad es qué hacemos cuando ese velo es impuesto. Qué hacemos cuando a las mujeres musulmanas no se les permite elegir. Qué hacemos para evitar que los jovencitos musulmanes en nuestras calles nos llamen “putas” por llevar una falda. Qué hacemos para evitar que algunos, repito, algunos padres musulmanes restrinjan la educación y la libertad de sus hijas y mujeres. En fin, lo importante es garantizar que esas mujeres musulmanas tengan en nuestros países los mismos derechos que las mujeres españolas, incluido llevar en la cabeza lo que les plazca, y decidir sobre su vida. Y garantizar que las personas musulmanas que viven en nuestro país no coartan nuestros derechos y nuestra libertad, que nuestra lucha nos ha costado conseguir. Pero eso es lo difícil, lo fácil es centrarse en Najwa y su velo, y apartar la mirada de los verdaderos problemas.

Me quedo con un comentario leído en la noticia de El País:  Najwa, preciosa y valiente, me encantaría ponerme un pañuelo en mi calva y acompañarte, mientras ese pequeño mundo de cotorras y cernícalos te crucifican”. Y con este corto de Xavi Sala que expresa maravillosamente lo que yo pienso.

5 Comentarios

  • Blanca on Jul 20, 2010

    Una gorra no es un hiyab, un piercing no es un hiyab…Creo que se sostiene poco el argumento de que no se puede prohibir el pañuelo a quien se lo pone voluntariamente y a la vez (para no parecer tampoco que dejas de lado el argumento de la opresión) que no hacemos nada por las mujeres a las que el islam oprime, el islam o su familia o… Es díficil indagar caso por caso si el hiyab significa libertad o opresión. Por eso más allá de argumentos demagógicos como el tuyo en este caso, habría que pensar en una política seria sobre el tema. Y me refiero por supuesto a los espacios públicos como la educación y a edades concretas.
    Blanca

  • Chuchi on Apr 28, 2010

    A mi lo que me llama la atención es aquellos que se oponen al hijab porque es un símbolo de opresión, y como, en teoría, Najwa está oprimida por su familia o padre o hermanos le prohibimos asistir a un centro educativo para que se forme.

    ¡Así se combate la opresión a la mujer!

    Creo que no hay nada más machista que decirle a una mujer lo que se tiene que poner o quitar, una tutoría machista y paternalista en la que parece que todos tenemos que opinar.

    No creo que una mujer musulmana esté más oprimida por llevar hijab que una europea que se pone zapatos de tacón.

  • Carmiña on Apr 27, 2010

    Fantástico!!!!!!! Me parece perfecto. Defendamos la libertad: de querer llevar velo o no. Y creo que has dado en el clavo, ¿se prohibe en ese centro que las niñas/niños que lleven crucifjos o la medalla de la Macarena, símbolos religiosos, se lo quiten? De todas formas, no es de buena educación estar cubierto en clase con velo, con gorra. con capucha o con lo que sea. En la sociedad occidental hubo momentos en la Historia, donde la cabeza de la mujer tambien debía estar tapada. Eso se acabo y no debemos volver hacia atras. De igual forma, tampoco se debería permitir determinada indumentaria como shorts, pantalones caidos, minifaldas etc. ¿Se hace algo al respecto? Al Instituto se va a estudiar, no a presumir ¿no? La educación tambien consiste en “saber estar” y no deberían existir reglas para ello, pero hay momentos en los que hacen falta. ¿Me estoy volviendo mayor o es que ya me veo como madre de preadolescentes?
    Libertades aparte, el velo es un símbolo de sumisión, no hay duda. ¿por qué los hombres musulmanes no llevan su indumentaria tradicional y obligan a sus mujeres a llevarla? Para marcalas y distinguirlas de las otras mujeres. Evidentemente la obligación y sumisión muchas veces puede ser muy sutil,….

  • mille on Apr 27, 2010

    Empanada no, julio. Las cosas son mas complejas que ‘todos los musulmanes oprimen’ o ‘todas las mujeres con velo son forzadas a llevarlo’ Lo facil es generalizar. Un estado laico no necesariamente debe prohibir las muestras personales de religion. A que se tiene miedo??

  • Juliopas on Apr 26, 2010

    Menuda empanada mental, primero dices que el Islam oprime a la mujer y luego que el velo las libera; lo que está claro es te gustan los signos religiosos en los espacios públicos; eso del Estado Laico para tí no existe. Adios…

Deja un comentario