Show me the money

Show me the money

El miércoles estuve en la presentación en España del Índice Internacional de Transparencia Presupuestaria 2010, un proyecto internacional que se lleva a cabo cada dos años en 94 países y que mide las prácticas presupuestarias de los gobierno en términos de transparencia hacia la ciudadanía, control y seguimiento.

Adivinad cuál es el país con el presupuesto más transparente y participativo del mundo. Pues no, no es Suecia. Ni Noruega. Ni Dinamarca. Frío, frío. Está mucho más al Sur… Sudáfrica. Le siguen Nueva Zelanda, el Reino Unido y Francia. También puntúan alto Chile, Brasil, Sri Lanka, India o Perú. No es una coincidencia, todos estos países tienen buenas o excelentes leyes de acceso a la información pública. No como nosotros.

Al final de la lista, sospechosos habituales: Guinea Ecuatorial, Chad, Iraq o Argelia. Todos países que dependen en gran medida de los ingresos del petróleo. No es una coincidencia: de los países evaluados, los 24 que dependen de las rentas de petróleo y gas registraron una calificación 2010 promedio de tan sólo 26 de los 100 puntos posibles.

España no sale mal parada, en el puesto 17 de 94.  Pierde puntos por la deficiente supervisión del Presupuesto General por parte del Legislativo y del Tribunal de Cuentas así como por la falta de participación ciudadana en el proceso presupuestario. Y de eso doy fe.  Sí, se publican en la web del Ministerio de Economía datos exhaustivos…pero no hay quien los entienda. Inténtenlo.

El Índice propone una solución fácil, que ya existe en otros países: la publicación en paralelo de un Presupuesto Ciudadano, una versión resumida e informativa de  los presupuestos. Miren el de México.  Y establecer audiencias públicas ara la sociedad civil. Tenemos derecho a saber en qué se invierte nuestro dinero ¿o no?

Ahora hay una oportunidad: el gobierno español está preparando una Ley de Acceso a la Información Pública. A pesar de que ironías de la vida, el gobierno ha intentado mantenerlo en secreto, el borrador de la ley se ha filtrado y mis amigos de Acess-Info han abierto una consulta pública sobre el mismo. Y no se ha caído el mundo.

Deja un comentario