Archives

Tagged ‘cambio climático‘

Tengo una debilidad…

…tú lo sabes muy bien, él es Barack Obamaaaaaa. (NOTA: léase con la musiquilla correspondiente)

Así es, señores y señoras. No, no ha cerrado Guantánamo todavía. No, no es tan progre como prometía. Sí, ha hecho importantes concesiones a los republicanos. Pero a pesar de todo, me gusta. No, más aún, me encanta.

Acaba de terminar el discurso sobre el estado de la unión 2011, el discurso anual más importante del presidente de los EEUU. Lo he visto en el bar del hotel, con una cerveza y rodeada de americanos y americanas -un poco particulares porque están en una reunión estratégica sobre cambio climático -un fenómeno que mucha gente en este país pone en duda. Pero en fin, ahí estaba con mi cerveza, mis americanos, sintiéndome un poco personaje del Ala Oeste de la Casa Blanca -serie a la que estoy enganchadísima.

Y durante una hora he podido disfrutar de un político inspirador, como lo fue durante la campaña, y como no los tenemos en Europa. Escuchando algunas de sus frases lo que apetecía era cerrar los ojos y disfrutar, como cuando te comes un bombón belga. Sí, sí, sí, ha hecho concesiones a la agenda republicana, sin duda: congelación del gasto público durante los próximos 5 años, recortes, reducción de impuestos a las empresas… Obvio que tiene un Congreso republicano y le toca trabajar con él. Y lo reconoce: o trabajamos juntos, o no se podrá hacer nada.

Pero con un par, o dos, también ha dicho que no está dispuesto a volver a los días en que las compañías de seguros podían negar la cobertura alegando una enfermedad pre-existente. Esto que suena muy técnico lo explica muy bien Michael Moore en Sicko. Y habla largo y tendido sobre la importancia de la educación, la necesidad de invertir en ella y el necesario reconocimiento que debe hacer un país a los profesores. Y menciona sin miedo el cambio climático y la necesidad de “dejar de financiar la energía del pasado e invertir en la del futuro”, apostando por las energías limpias y renovables y retirando los subsidios a las compañías petrolíferas. Y menciona por primera vez en la historia de este discurso sobre el estado de la Unión la palabra “gay”, para recordar que ya nadie tendrá que dejar de servir al país que ama por razón de la persona que ama. Y habla de transparencia, y de garantizar que la ciudadanía tiene acceso a todos los datos relacionados con el gasto público. Y ha dicho bien claro que los EEUU apoyan al pueblo de Túnez y las aspiraciones democráticas de cualquier pueblo, como Sur Sudán. Y…en fin, podéis leerlo entero aquí.

Pero más allá de las medidas concretas es la inspiración que transmite lo que me tiene loca. Habla de valores como la perseverancia y la humildad, habla de principios, habla de los casos de personas de carne y hueso, habla del poder de los sueños, de las aspiraciones, de los ideales. Y eso nosotros no lo tenemos. No es nuestra cultura, vale, pero ¿y qué? Cambiemos nuestra cultura.

Y mientras lo hacemos, que lleva su tiempo,  cambiemos otras cosas. Por ejemplo, transformando nuestro debate sobre el Estado de la Nación -un muermo de infinitas horas que a nadie le importa, donde nuestros políticos se entretienen lanzándose pullitas- de forma que la ciudadanía pueda verlo, pueda interesarse. Hagamos de ese momento un examen público anual del presidente de turno. Retrasémoslo a una hora que la gente esté en sus casas. Televisémoslo en directo: es mucho más importante que el discursito navideño de Su Majestad.  Y obliguemos a nuestro Presidente, sea quien sea, y año tras año, a dar la cara, a contarnos qué va a hacer con nuestro dinero y la soberanía que le hemos prestado. Que responda.

Me voy a la cama, que me estoy poniendo romántica.

Volcán vs avión

Me lo estaba preguntando el otro día: ¿cuánto se habrán reducido las emisiones de CO2 con los aviones en tierra cuatro días? Mi compañero José Antonio me ha dado hoy la respuesta: mucho.

Usando las estimaciones más bajas, estos días los aviones han dejado de emitir 206.465 Toneladas métricas de CO2 por día. El volcán de nombre impronunciable emite 150.000. Conclusión: cada día se estaban reduciendo 56.465 Toneladas métricas. Todos los datos en http://bit.ly/planevolcano

Cierto, a esto deberíamos sumarle el CO2 emitido por los autobuses y coches extra que esta mini-crisis ha provocado, y entonces no sé qué sería peor. Pero en cualquier caso, un dato curioso.

Y si alguien más quiere contribuir al estudio, podéis dejar vuestros científicos comentarios aquí.

Objetifícate

¿Por qué tiene esa forma tu pelador de patatas? ¿Qué pasa cuando un diseñador pasea por una playa remota y paradisíaca y se encuentra en la arena con el cepillo de dientes que su empresa creó hace tan sólo unos meses?  Si la vida media de un producto de alta tecnología es de 11 meses ¿por qué se construyen como si fuesen a durar toda la vida?

Objectified habla de todo esto y de mucho más.

Incluso encuentro respuesta a una de las preguntas que me han obsesionado muchas veces ¿cómo puede hacerse compatible el diseño con un consumo más responsable? Pues diseñando cosas que sigan siendo atractivas en el tiempo, que se vuelvan mejor con el uso. Yo todavía tengo la Olivetti de mi abuelo. Y su radio.

Algunos datos son escalofriantes: los diseñadores pasan la mayor parte de su tiempo diseñando productos y servicios para el 10% de la población mundial. De esta reflexión surgen iniciativas como la Base de la Pirámide, o Next Billion que pretenden -es demasiado pronto para saber si funcionará-  involucrar al sector privado en la lucha contra la pobreza, de forma que sirva e integre a los 4.000 millones de personas que viven con menos de 8 dólares al día, quienes constituyen la llamada base de la pirámide económica.

Entre las conclusiones: el buen diseño es aquel que es invisible, estético, responde a las necesidades del ser humano, y es sostenible. Y éste último es el mayor reto al que se enfrenta el diseño de nuestros días . La sostenibilidad no es fácil: no se trata sólo de utilizar materiales reciclados, sino de repensar toda la cadena de producción y el ciclo de vida del producto, introducir en la ecuación qué pasará con ese producto después de su uso. De aquí nacen iniciativas tan fascinantes como IDEO, una consultora global de diseño e innovación, que impulsa proyectos tan originales y atractivos como el “Living climate change video challenge” o sus proyectos de  diseño para la innovación social como Aquaduct, la bici que purifica el agua. Si antes querías trabajar en Google, ahora querrás trabajar aquí.

Objectified me ha descubierto todo esto y mucho más. Una mirada fascinante y sostenible a las cosas que nos rodean. Si eres un fan de Apple, si Muji te vuelve loco, en definitiva si te gusta el diseño, no puedes perderte este documental.

Por cierto, no me quedó otra que bajarme la peli, porque es mucho más sostenible que pedir el DVD a EEUU 😉

Gracias a mi hermano por compartir este secreto conmigo

Vuelve Robin

Se lo quitaba a los ricos para dárselo a los pobres. La versión rural y directa de la política fiscal redistributiva.

Pues Robin vuelve. Unos compañeros británicos lo han resucitado en el momento justo. El rescate bancario tras la crisis financiera se llevó miles de millones del erario público. Ahora que están rescatados, toca que ellos devuelvan -al menos parcialmente- el favor.

La idea es sencilla: un pequeñísimo impuesto (0,05%) sobre las transacciones financieras especulativas. El resultado: hasta 400.000 millones de dólares para luchar contra la pobreza -dentro y fuera de Europa- y la adaptación al cambio climático. Simple y brillante. Y posible, de verdad.

Vosotros mismos:

Sordos

Dicen que no hay peor sordo que quien no quiere oir. Porque mira que está gritando.

Una de las peores nevadas de los últimos 200 años azota la costa Este de los EEUU. El frío siberiano visita España un día sí y otro también. El mes de diciembre registró más del doble de lluvias de lo normal y fue el quinto más húmedo de los últimos 60 años. En América Latina, el Niño se intensifica, y deja inundaciones en Brasil, Perú, y Bolivia. Las tormentas tropicales arrasan FilipinasBrasil sufre las peores lluvias de los últimos 65 años. China sufre la mayor nevada en 60 años, y al mismo tiempo el el sur del país se enfrenta a la peor sequía en 50 años.

Quizá es que tras el fracaso de los no-líderes políticos en Copenague, la Tierra se queja.

Pero a nadie parece importarle:  la Unión Europea planea reducir las emisiones en un 20 por ciento por debajo de los niveles de 1990 para el 2020, y Estados Unidos planea una reducción de un 4 por ciento frente a esos niveles de 1990. No es suficiente ni de lejos. La palabra “refugiado climático” será cada vez más común. Y la Tierra seguirá intentando hacernos llegar su mensaje.