Archives

Tagged ‘crisis‘

Talkin´bout a revolution

Los de mi generación saben de donde viene el título de este post. ¿Cuántas veces habré oido esta canción? ¿Cuántas veces la habéis tocado con la guitarra?

En estas semanas de revoluciones twiteadas la canción se me viene a la cabeza una y otra vez. ¿Será verdad que finally the tables are starting to turn?

Esta mañana el desayuno se me ha atragantado con los sueldos de los consejeros de las empresas del IBEX35. Pero he decidido que no van a amargarme el día. Si en Libia en este momento hay miles de personas arriesgando su vida por la libertad, yo quiero poner un granito de arena y dedicar mi post de hoy a las revoluciones. Ya he hablado alguna vez aquí de las del mundo árabe, y hoy quiero hablar de otras más modestas pero igual de importantes, que han tenido lugar en países como el nuestro.

En Islandia, ese país del que nadie sabía nada hasta que estallaron la crisis y un volcán, hicieron lo todo el mundo debería haber hecho: negarse a que el presupuesto público pagase la sinvergüencería de los bancos, tumbar al gobierno y perseguir judicialmente a los banqueros culpables del desastre. Y por si fuera poco,  se han embarcado en un proceso de reforma constitucional con una Asamblea Constituyente formada por 31 ciudadanos corrientes, elegidos en las urnas. Ya lo contó muy bien Nacho Escolar hace algunas semanas.

El segundo caso es de Madison, Wisconsin, una preciosa ciudad en la que estuve el pasado verano en nuestro roadtrip americano. Resulta que el gobernador del estado cree que para reducir el déficit público de 137 millones de dólares no hay nada mejor  que cargarse el derecho de negociación colectiva de los sindicatos y los beneficios de los empleados estatales. Al día siguiente, cientos de estudiantes de secundaria ocuparon el Capitolio para solidarizarse con sus profesores y el resto de trabajadores estatales.  14 senadores demócratas se han escondido fuera del estado para evitar que haya quorum y la medida pueda votarse. Cuatro semanas después, la gente sigue protestando, y hasta Michael Moore se ha bajado a echar una mano. Os recomiendo su vídeo “America is not broke“. España tampoco está en bancarrota, no hay más que ver los sueldos de los amigos consejeros.

La canción termina así: poor people are gonna raise up and get their share. Poor people are gonna raise up and take what’s theirsInsha’Allah, Tracy.

 

httpv://www.youtube.com/watch?v=7rZbvi6Tj6E

A todo gas

Twitter es un hervidero de opiniones a favor y en contra de limitar la velocidad a 110 km/h. Ignacio Escolar escribe hoy en su blog no uno, sino dos posts defendiendo la medidaAnton Losada está de acuerdo y tuitea a favor. Fernando Alonso cree que la gente se dormirá al volante, y prefiere que un día circulen los coches con matrículas pares y otro las impares. Opina ZP, Cospedal, tododiós. ¿Y servidora? Bien, a servidora le importa un pepino. Galicia sigue estando a tomar por saco, vayas a 110, 120 ó 140.

Lo que me tiene realmente anonadada es el hecho de que todos estos hombres de bien, a los que sigo regularmente con fervor- estén dedicando sus fuerzas a debatir apasionadamente sobre la velocidad, mientras ignoran otra noticia relacionada también con el petróleo, y a mi entender mucho más relevante para nuestro país:  “La mayor empresa del mundo utiliza España como paraíso fiscal“. Parece ser que además de las SICAV,  España ofrece a los inversores interesados en no pagar impuestos las Entidades de Tenencia de Valores Extranjeros-ETVE. Exxon-Mobil ha utilizado esta figura para no pagar impuestos sobre sus 9.907 millones de beneficio en 2008 y 2009, y no es la única: según El País, otras multinacionales como Vodafone, Hewlett Packard, American Express, General Mills o Eli Lilly han utilizado las ETVE para canalizar sus participaciones en empresas extranjeras…y de paso ahorrarse unos eurillos, o unos eurazos.

Así que desde aquí le pido por favor a Ignacio Escolar que utilice esa influencia con la que ha conseguido del Instituto sobre la Diversificación de la Energía la cifra de cuánto nos ahorraremos con los 110 -1.400 millones- para conseguir de la Agencia Tributaria la cifra de los dineros que evaden o eluden las multinacionales de nuestro Fisco cada año. Yo lo haría, pero como en España no hay ley de acceso a la información pública, y yo no soy ni famosa ni periodista, no puedo.

Y a lo mejor resulta que es verdad lo que dicen algunos y es mucho dinero, tanto que podemos volver a jubilarnos a los 65, subir la ayuda al desarrollo, y volver a conducir a 120. Bueno, esto no, casi mejor construir de una vez el AVE a Galicia.

¿Quién manda aquí?

Desde hace algunos meses me hago una tila antes de ponerme a leer las noticias del día, pero hay días en los que lo que se necesita es una botella de orujo. Ni centollos ni nada, eso me voy a traer de Galicia estas navidades.

En fin, que he llegado a casa y me he puesto a ojear las webs de noticias. Y he empezado por el principio, El País. Y resulta que la OCDE pide retrasar la edad de jubilación en España más allá de los 67 años. Y no contenta, pide subir el IVA y los impuestos especiales para reducir el déficit. Y de regalo propone endurecer el régimen de las pensiones de viudedad. Menos mal que “el Gobierno responde que no es necesario”.  En fin. La tesis de la OCDE es que hay que “reducir la generosidad de las prestaciones en relación con las contribuciones”. Imagino que esta no es la OCDE del Desarrollo en Europa que yo conocía, debe ser otra, la Organización de Capullos por la Destrucción de la Europa social, o similar.

En fin, sorbito de tila y giro a la derecha, a ver qué cuentan. Pues sí:  “La crisis hunde el crédito a familias y empresas entre un 50% y un 70% “.  Qué manía  la de la gente de pedir prestado dinero, tú.  No se dan cuenta de que si se lo prestáis pasan cosas como ésta: el Santander pasa al segundo puesto como el banco europeo que más gana.  Menos mal que nuestros bancos se mantienen firmes, ya lo decía mi abuela: contra el vicio de pedir hay la virtud de no dar.

Se me ha acabado la tila, así que me paso rápidamente al inexistente centro. El Periódico no ayuda. Resulta que Moody’s amenaza con rebajar la deuda de 30 bancos españoles, y además ha avisado de que podría revisar a la baja la nota del Instituto de Crédito Oficial (ICO), así como los depósitos, de la deuda subordinada y de las emisiones de las citadas entidades garantizadas por el Estado. Ya puestos a rebajar podían aprovechar y rebajarles los sueldos a los directivos.  O el precio del tabaco, que a algo hay que agarrarse.

Ante la escasez de tila y mis miradas lascivas hacia la botella de Brugal que tengo en estantería, decido dejarlo por hoy. Pero antes de que pueda cerrar la página, maldita sea, otro titular captura mi atención: El juez solo logra embargar 631 euros a Díaz Ferran para responder de Marsans. Marta, querida, perdónale a este pobre hombre los 2.000 euros queperdiste con los billetes de Air Comet de hace un par de Navidades, ¿no ves que él está peor que nosotras?

Ya sé que repito vídeo, pero es que hay cosas que hay que escucharlas muchas veces.


Causas y efectos

Desesperación.

(De desesperar).

1. f. Pérdida total de la esperanza.

2. f. Alteración extrema del ánimo causada por cólera, despecho o enojo.

Maria me ha hecho un llamamiento para que vuelva, y vuelvo. Las últimas semanas han sido una locura, pero en estas vacaciones pretendo recuperar el tiempo perdido.

Desde la semana pasada le vengo dando vueltas a esta noticia: “Un albañil mata a sus dos jefes y a dos empleados bancarios en Olot”. Pere Puig era desde hace más de 20 años el albañil de confianza de la empresa construcción de la familia Tubert. Tenía 10 euros en su cuenta corriente, algunas deudas, la empresa le debía 2.000 euros y creía que podría perder su trabajo. Y fue demasiado. Planificó el asesinato de 6 personas, incluidos sus jefes y varios empleados de su banco. Armado de su escopeta de caza, consiguió matar a 4. Ojo, nada más lejos de mi intención el excusar esta conducta, ni mucho menos justificarla. Fue un asesinato a sangre fría, y es sin duda el momento de estar con la familia de las víctimas.

Pero esta tragedia me ha hecho pensar mucho sobre las consecuencias de la crisis, el desempleo, el miedo, la rabia, la desesperación, las armas.  Y espero que alguien más piense en ello, y haga algo. Y ese algo no es destrozar el sector turístico con huelgas encubiertas, retrasar la edad de jubilación, eliminar pagas, ni hacer voluntaria la cotización a las cámaras de comercio (que va a provocar su fin, con los despidos consiguientes).  Lo que se necesita es un Algo que cuide a las personas y les proporcione lo que más necesitan en estos momentos:  Esperanza.

Por ahora, sólo la Loterías y Apuestas del Estado parece haberlo conseguido, pregúntenle a Doña Manolita.

Escuchad este audio.

Falacias

El PP detalla un recorte de 750 millones para descongelar las pensiones“. Esta ha sido mi noticia de la tarde. ¿Y de dónde salen estos 750 millones? Pues 200 de ellos de la ayuda al desarrollo, ya gravemente herida tras el recorte de más de 900 millones que le asestó el PSOE en el proyecto de Presupuestos 2011 que se discute estos días.

De nuevo, como cuando el gobierno presentó el primer recorte en mayo, nos presentan una falsa disyuntiva: o ayudamos a los de aquí o ayudamos a los de fuera. O pensiones o lucha contra el hambre. Pobres contra pobres. Pero nada más lejos de la realidad.

La ayuda al desarrollo, como el resto del gasto social, es una víctima más de los depredadores de la crisis. La ayuda al desarrollo no es la culpable de que se congelen las pensiones, ni de que se elimine la retroactividad de la ley de dependencia, de la misma forma que los inmigrantes no son culpables de los 4 millones de parados.

Pero la idea vende mucho, y evita abordar temas algo más sensibles, entre ellas la subida de impuestos a las rentas altas –vean el sueldo de la señora Cospedal y tantos otros-, los recortes de gasto militar (que supone 4 veces más que la ayuda al desarrollo) o el establecimiento de una tasa a la banca para que pague los platos rotos.

Soy la primera que creo que hay que buscar recursos para no tener que recortar las pensiones ni el resto del gasto social, pero no es necesario ni moralmente correcto  hacerlo a costa de la salud y la alimentación de las mujeres africanas o de las miles de personas que se enfrentan en Haití a una epidemia de cólera.

Y para muestra, un botón, en forma de algunos datos que hemos podido extraer de los indescifrables presupuestos 2011:

– Se destinan 18 millones de euros para la cría caballar que sirve para las exhibiciones del Ministerio de Defensa, en el mismo año en que España sólo ha comprometido 17 millones a la iniciativa del Secretario General de Naciones Unidas para la Salud de Madres y Niños;

– En 2011 compraremos un lote de 770 misiles IRIS-T por casi 50 millones de euros, lo mismo que costará el Parque Móvil Ministerial, frente a menos de 43 millones de ayuda española que llegaron el último año a Níger, Mali y Chad, los tres países más afectados por la crisis alimentaria del Sahel;

–  Se destinarán 135 millones para compensar a las concesionarias de autopistas de peaje por unos “sobrecostes” indeterminados en las expropiaciones más otros 220 millones a las mismas para obras alternativas y mejoras.

Así que no dejéis que os líen. Ayúdadnos a conseguir que no paguen los de siempre.