Archives

Tagged ‘futuro‘

Vuelve Robin

Se lo quitaba a los ricos para dárselo a los pobres. La versión rural y directa de la política fiscal redistributiva.

Pues Robin vuelve. Unos compañeros británicos lo han resucitado en el momento justo. El rescate bancario tras la crisis financiera se llevó miles de millones del erario público. Ahora que están rescatados, toca que ellos devuelvan -al menos parcialmente- el favor.

La idea es sencilla: un pequeñísimo impuesto (0,05%) sobre las transacciones financieras especulativas. El resultado: hasta 400.000 millones de dólares para luchar contra la pobreza -dentro y fuera de Europa- y la adaptación al cambio climático. Simple y brillante. Y posible, de verdad.

Vosotros mismos:

El día de la marmota

En La Granja hacía mucho frío esta mañana. Los Ministros de Desarrollo de la UE se reunían calentitos en el Parador. Mientras, nuestros superhéroes, congelados, les pedían ayuda para luchar contra la pobreza y el hambre que afectan a millones de personas.  Para ello, entre otras cosas, tienen que avanzar hacia el cumplimiento del famoso 0,7 ¿os suena?

A mi me suena demasiado. Fue en Septiembre de 1969 cuando una comisión internacional dirigida por el primer ministro canadiense y Nobel de la Paz, Lester B. Pearson emitía el informe “Partners in Development”. En él se recomendaba incrementar la ayuda a los países en desarrollo hasta un mínimo del 0,7% del Producto Nacional Bruto de los países desarrollados.

Hoy, 40 años y 5 meses después, la OCDE publica las predicciones de cifras para la ayuda al desarrollo en 2010. Sólo 5 países han alcanzado ese 0,7:  Suecia, Luxemburgo, Dinamarca, Holanda y Bélgica.  Portugal con un 0,34, Grecia con un 0,21 e Italia con un vergonzoso 0,19 son los últimos de la cola.  España, como el jueves: en medio, con un 0,51.

Y no me vengan con que no hay dinero. Para rescatar a los bancos se han puesto sobre la mesa cantidades bochornosas, más de 18 billones de dólares, que se sepa.

Y no me toquen más las narices con que la ayuda no funciona. Tenemos mil ejemplos de que sí. Y el que más me gusta: en 1997 el gobierno de Uganda decidió hacer gratuita la educación primaria. No se sorprendan, en muchos países del Sur los padres deben pagar por enviar a sus hijos a la escuela pública, porque bien el gobierno no tiene dinero, bien el Fondo Monetario Internacional no les permite gastárselo en medidas sociales. En fin. Que el gobierno de Uganda fue valiente y se lanzó a eliminar esas tasas.  Resultado: en sólo un año, el número de niños y niñas escolarizados aumentó de 3,1 a 5,3 millones. Y con la ayuda al desarrollo se han podido crear más colegios y formar a más profesores.

No se necesitan superpoderes. Se necesita voluntad política y liderazgo para dejar atrás este día de la marmota que comenzó hace ya demasiado tiempo.

Verdades, y gordas

Un estudio dice que la bajada de los precios de la música incrementaria sus ventas.

Spotify ya da beneficios a las discográficas.

Los videojuegos pueden ser rentables.

La gente sí va al cine.

Imparable crecimiento del modelo de negocio de VENTA de música en internet: de 20 millones de euros de beneficio en 2003 a  42.000 millones de dólares en 2009.

A ya sabeis quien: dejad de llorar y echadle más imaginación. Lula lo hace.

El viaje de Bailo

A nosotros nos subirán la edad de jubilación, pero hay otros que no tendrán jubilación nunca. Os dejo las palabras-testamento de Bailo, que me envía mi compañera Jara desde Senegal. Y no tengo nada más que añadir.

ENTREVISTA A BAILO

Esta entrevista fue hecha en Diciembre de 2005, en la víspera de su viaje a España. Bailo, un joven con físico de deportista, con el rostro irradiando orgullo, medía los riesgos de un viaje que han emprendido muchos jóvenes sin haber vuelto jamás. Pero los que regresan, con el dinero bajo el brazo, hacen que se olviden rápidamente de la tragedia que se vive en Senegal en la actualidad. Bailo nos permitió hacer esta entrevista con la condición de publicarla sólo si moría; cinco meses después de hablar con nosotros, falleció en el mar enfrente de las Islas Canarias, dejando una viuda y dos hijos, con tan sólo 33 años.

¿Por qué quieres irte, sabiendo que no tienes ningún documento que te lo permita?

A nadie le dan los papeles para ir a trabajar a Europa. No hay más solución que irse de forma clandestina, del resto se encargará Dios. Estamos obligados a hacer el viaje por etapas, ya que no tenemos el dinero para hacerlo todo seguido, pero también porque un simple campesino no podrá nunca tener un visado Schengen. Así que no nos queda otra elección, y hay que salir de aquí para poder vivir, así que me iré como el resto.

¿Y por qué irse a España, cuando sabes que hay jóvenes que mueren por el camino y que otros son repatriados nada más llegar a Europa?

En la vida, cada persona tiene su destino, pero nosotros no queremos ser eternamente pobres. Aquí, si nos quedamos, estaremos como nuestros padres, obligados a vivir cultivando la tierra con nuestras propias manos. El ganado, que representaba la riqueza de nuestros antepasados, ya no es rentable. Hay robos diarios que diezman nuestros rebaños, y cuando llega la estación de las lluvias, tenemos que venderlo todo para comprar víveres. Si un miembro de la familia cae enfermo, no le podemos curar; nunca tendremos casas, sólo cabañas de paja. Los que se van, vuelven y compran grandes casas en las ciudades, chalés que antaño eran impensables para un campesino. Hoy en día, muchos jóvenes, y no sólo los campesinos, sueñan con ir a trabajar a Europa. Mira los presidentes de los países africanos: todos envían a sus hijos a Europa, pero a nosotros nos cierran las puertas. Así que tendremos que ir por nuestros propios medios.

Bailo, hay senegaleses que nunca han ido a Europa y sin embargo viven bien

Esa gente, en el futuro, son los que enviarán a sus hijos a Europa, porque ellos sí que tienen los medios para que les den los papeles, y saben que en este país ya no hay dinero. Ellos han tenido suerte. Nosotros no nos vamos porque no amemos a nuestro país, sino porque no conocemos ninguna otra solución para luchar contra la pobreza, y ésta se acentúa cada día. Si yo aquí tuviera la oportunidad de tener una vida mejor, jamás abandonaría mi país pero… quiero intentarlo al menos. Es difícil para mi familia, para mi madre, para mi mujer,… pero voy a intentarlo. Si no funciona, por lo menos sabrán que lo único que pretendía era luchar contra la pobreza. Lo único que pido ahora es que recen por mí. Voy a ir hasta Marruecos, e intentar entrar en España cruzando el mar, parece que es más fácil desde allí. Si muero, no seré el primero, y desde luego no es un suicidio.

¿Qué te gustaría que tus hijos recordaran de ti?

(Reflexiona un largo instante) Me gustaría que sepan que les quiero mucho, que sólo quiero que vivan mejor en nuestro propio país, y que ésta es la razón de mi viaje.

Abdou Diao

A currar, con IVA o sin IVA

Nos suben la edad de jubilación hasta los 67.  No soy economista, y no sé si esto era o no necesario. Lo que sí es necesario es explicarselo a la ciudadanía, y no dejar que se nos atragante la tostada a golpe de viernes por la mañana.

A este paso, los treintaycuarentaytantos seremos la generación PAGA. Paga una casa sobrevalorada gracias a la  mafia del ladrillo – con una parte en B. Paga un canon por ver, oir, fotografiar. Paga comisiones hasta porque te envíen las cartas del banco. Paga las pensiones. Teddy Bautista nació en el 43. Díaz Ferrán nació en el 42. Botín en el 34. Corbacho en el 49. Nosotros en los 70.Ya sabemos a quien le toca.

Sí, sí, lo sé, es demagógico, ése no es el tema. Estoy de acuerdo, el tema es otro. A eso voy, pero necesitaba descargarme.

El otro día, cenando con una amiga extranjera, nos contaba cómo le sorprendió cuando empezó a trabajar en una empresa española y su jefe le dijo: “el contrato lo firmamos por 900 Euros. El resto será un bonus”. Un bonus que se entrega en un sobre, en efectivo y sin recibo. En realidad, cobra una media de 2500 al mes. Haced vosotros la resta.

Pero la sorpresa no acabó ahi. Cada mes, se va al banco a ingresar “el sobre” y se encuentra con una cola impresionante de personas haciendo lo mismo con sobres similares. En fin. Tercera sorpresa: va a un médico privado, y a la hora de pagar le dicen “90 euros. Y no admitimos tarjeta”. Suelta los billetes. La recepcionista los guarda. “Adiós”. “¿Pero no me da un recibo o algo?”. “Si quieres un recibo son 100 Euros“. Ojiplática, piensa si hay manera de devolver la consulta por la que acaba de pagar, pero a ver cómo se devuelve una consulta de ginecología. Ufff, casi que no. En el ascensor calcula: una consulta cada media hora, 8 horas al día, 1440 Euros diarios. Cerca de 28.000 Euros al mes. ¿Cuanto declara? “Quién sabe”, le respondo.

Otra amiga europea en la mesa, continúa: “La primera vez que alguien me dijo “¿con IVA o sin IVA?” no entendí nada”. Primero fue el pintor, despues el fontanero, y despues el albañil. Y ahí empezó a entender.

Y entre el postre y el café, me preguntaban: “¿Cómo podeis mantener el sistema, si todo el mundo defrauda a Hacienda?” Hoy el gobierno les ha dado la respuesta: haciéndonos trabajar a los curritos hasta los 67. Porque los que tienen dinero no lo necesitan. Ellos ya se han ido labrando el plan de pensiones. Sólo he tenido que buscar 2 minutos para encontrarme con esto:

– alrededor del 86% de los que tienen fortunas con más de diez millones de euros evaden sus obligaciones fiscales.

-el 45 % de los que tienen entre uno y diez millones de euros elude el fisco.

La economía sumergida representa el 23% del PIB (en Alemania, la economía sumergida representa el 6% del PIB)

No lo digo yo. Lo dicen los técnicos de Hacienda, que algo sabrán del tema. Los títulos de los informes de su página dan miedo. “Evolución de la recaudación por IVA en los años 1995-2008: Radiografía de un gran fraude fiscal“.

En fin. No van a invertir en luchar contra la evasión fiscal. No van a subir los impuestos de las SICAV. No van a buscar un modelo de contrato a tiempo parcial bonificado para que los jóvenes y los estudiantes puedan trabajar. Van a subir el IVA al 18 y a hacernos trabajar hasta los 67.  Si voy a tener que coincidir con Esperanza Aguirre: hay mucho hijoputa al que quitarle el puesto.