La novia de la muerte

La semana pasada el prestigioso instituto de investigación para la Paz de Estocolomo (SIPRI) publicaba un informe sobre el comercio internacional de armas entre 2005 y 2009. Pocas sorpresas para los que llevamos años metidos en esto, pero algunos datos curiosos para quien no conozca el tema:

– ¿Los mayores exportadores de armas? 4 de los 5 miembros permanentes del Consejo de Seguridad: EEUU, Rusia, Francia y el Reino Unido.

Top 5 de los compradores de armas: China, India, Corea del Sur, los Emiratos Árabes Unidos (!!) y… Grecia. Sí, sí, la misma Grecia a la que hay que rescatar de la crisis ahora. Parece que les gustan los aviones de combate: entre otras cosas se han comprado, entre otras cosas, 26 F-16 estadounidenses y 25 Mirage franceses.

¿Y España? Manteniendo el tipo, sí señor. El SEXTO exportador mundial de armas -en 1996 eramos el 16º. Ya era hora de que estuviésemos en los alto de alguna lista, hombre.

Y los datos del SIPRI sólo incluyen armamento pesado. Si le echasen un vistazo a las armas ligeras y la munición, seríamos aún mejores. De hecho en 2006 tuvimos el honor de ser el primer exportador de munición a África subsahariana.

¿Saben ustedes que una empresa española, con sede en el País Vasco, exporta -con autorización del gobierno- cerca de 10 millones de euros en “cartuchos de caza y tiro deportivo” a Ghana cada año? Me imagino que eso deben ser muchos cartuchos. Los 23 millones de habitantes de Ghana deben ser unos fenómenos cazando.  Eso o alguien cree que somos muy tontos.

Si quieren saber más, el último informe de Amnistía, Fundació per la Pau, Greenpeace e Intermón Oxfam lo cuenta todo, todo.