Archives

Tagged ‘transparencia‘

Show me the money

El miércoles estuve en la presentación en España del Índice Internacional de Transparencia Presupuestaria 2010, un proyecto internacional que se lleva a cabo cada dos años en 94 países y que mide las prácticas presupuestarias de los gobierno en términos de transparencia hacia la ciudadanía, control y seguimiento.

Adivinad cuál es el país con el presupuesto más transparente y participativo del mundo. Pues no, no es Suecia. Ni Noruega. Ni Dinamarca. Frío, frío. Está mucho más al Sur… Sudáfrica. Le siguen Nueva Zelanda, el Reino Unido y Francia. También puntúan alto Chile, Brasil, Sri Lanka, India o Perú. No es una coincidencia, todos estos países tienen buenas o excelentes leyes de acceso a la información pública. No como nosotros.

Al final de la lista, sospechosos habituales: Guinea Ecuatorial, Chad, Iraq o Argelia. Todos países que dependen en gran medida de los ingresos del petróleo. No es una coincidencia: de los países evaluados, los 24 que dependen de las rentas de petróleo y gas registraron una calificación 2010 promedio de tan sólo 26 de los 100 puntos posibles.

España no sale mal parada, en el puesto 17 de 94.  Pierde puntos por la deficiente supervisión del Presupuesto General por parte del Legislativo y del Tribunal de Cuentas así como por la falta de participación ciudadana en el proceso presupuestario. Y de eso doy fe.  Sí, se publican en la web del Ministerio de Economía datos exhaustivos…pero no hay quien los entienda. Inténtenlo.

El Índice propone una solución fácil, que ya existe en otros países: la publicación en paralelo de un Presupuesto Ciudadano, una versión resumida e informativa de  los presupuestos. Miren el de México.  Y establecer audiencias públicas ara la sociedad civil. Tenemos derecho a saber en qué se invierte nuestro dinero ¿o no?

Ahora hay una oportunidad: el gobierno español está preparando una Ley de Acceso a la Información Pública. A pesar de que ironías de la vida, el gobierno ha intentado mantenerlo en secreto, el borrador de la ley se ha filtrado y mis amigos de Acess-Info han abierto una consulta pública sobre el mismo. Y no se ha caído el mundo.

Churras y merinas

La chapuza está de moda. La semana pasada PP y PSOE pactaban para colar en una reforma muy limitada de la ley electoral, que pretendía solo cambiar la forma de las papeletas del Senado, una importante modificación de la ley orgánica del Tribunal Constitucional. Pero no me interesa el fondo, si no la forma.

Ayer mismo el Congreso aprobaba la ley que establece el nuevo Fondo para la Promoción del Desarrollo, FONPRODE para los amigos. Llevábamos años esperando esta reforma, que deroga de una vez por todas el infame Fondo de Ayuda al Desarrollo (el de la cúpula de Barceló, los créditos para el Tsunami, y otras barrabasadas).

En fin, que me pongo a leer el texto final de ley del FONPRODE -cuyo objetivo es, obviamente, crear un fondo para financiar la cooperación el desarrollo, y de repente me encuentro con las Cajas de Ahorros. ¿Ein?. Y después con los controladores aéreos. ¿Uh?

Me paro a pensar si le habré puesto aguardiente al café y estaré perdiendo el sentido. Pero no, es sólo una chapuza legislativa más, esta vez de manos de PSOE, PP y CiU.

Fue el gobierno del PSOE el que hace algo más de seis años eliminó la ley de acompañamiento de los Presupuestos Generales del Estado, ya que se había convertido en una especie de cajón de sastre que pretendía apartar al Parlamento del análisis de determinadas normas, que se colaban por la puerta de atrás.

Pues no sé qué será esto.

La Europa 2.0

Europa está enferma. Los síntomas: populismo, xenofobia, nacionalismo, proteccionismo, desinterés ciudadano. La cura: potenciar la comunicación sobre el proyecto europeo a través de las nuevas tecnologías.

Este es el argumento del nuevo libro Europa en tiempos de cólera, dePau Solanilla. Por una vez, un libro ameno sobre la Unión Europea, que aborda de frente el fracaso de la Unión en comunicarse con y a su ciudadanía, y las peligrosas consecuencias de ello.

No puedo estar más de acuerdo. Creo en Europa. Creo que necesitamos contaminarnos de europeísmo. Pero para ello son necesarios líderes que hoy Europa no tiene, nuevos líderes que construyan, pero sobre todo comuniquen, el proyecto movilizador que debe ser la nueva Unión Europea: una Europa social y solidaria en estos momentos de crisis; una Europa sostenible que lucha contra el cambio climático; una Europa que mira más allá de sus fronteras y afronta la inmigración atajando su causa última: la pobreza.

Las herramientas están ahí, sólo hay que saber utilizarlas y ser atrevido, romper esquemas. La Unión debe hacerse más democrática, más transparente, más participativa. En esta carrera, las nuevas tecnologías son cruciales, y Pau lo sabe bien. Él es uno de los promotores de iniciativas como europeando.eu, un agregador de blogs sobre asuntos europeos que promueve el debate de ideas; o Hablamos de Europa, una página nacida en el marco de la Presidencia española de la UE, que esperamos que perdure.

Pero hay que ir más allá, y las Administraciones europeas deben mover ficha. En EEUU, la nueva administración ha impulsado data.gov, un impresionante manantial de datos sistematizado y accesible a cualquier ciudadano. Aquí se podría, pero no se quiere: miren si no los fantásticos proyectos desarrollados en tan sólo 48 horas en el Desafío AbreDatos 2010. Desde los ingresos y gastos de tu ayuntamiento al patrimonio de los altos cargos de la Junta de Andalucía.

Al final, serán los ciudadanos 2.0 los que muestren lo que los gobiernos y la UE no quieren enseñar. Democracia en estado puro.

Con cara de tontos

Cuando me encontré con estosololoarreglamosentretodos.org me gustó, mucho. Optimismo. Inspiración. Ideas. Soluciones. Yo también estoy harta de la crisis, y trabajando en una ONG sé que hay muchos y muchas pasándolo mil veces peor que nosotros en Sudán, Somalia, Guatemala, Haití y tantos otros sitios.

Después empecé a encontrar cosas raras para una web de tan buen rollito, tipo: “Este vídeo no puede ser copiado ni reproducido fuera de esta web.”

Me pregunté: ¿quienes serán? Pero en el “Quienes somos” no encontré lo que buscaba. Sonaba raro. La Voz de Galicia me lo descubrió: el Consejo Superior de Cámaras de Comercio y las 20 principales empresas del Ibex35, a través de algo llamado la “Fundación Confianza“. Entre esas empresas, nombres que nos sonarán a todos: BBVA, Caja Madrid, Endesa, Iberdrola, la Caixa, el Santander

Tiene narices, por no decir otra cosa. Los bancos. Ésos que crearon este embrollo, por su afán de lucro sin medida. Ésos que fueron muy rápidos en recibir el dinero de nuestros impuestos – esos impuestos que ellos intentan evadir en la medida de lo posible- en forma de ayudas “de rescate”, y que después se lo guardaron en el bolsillo y dejaron a las PYMES sin crédito y echando el cierre. Ésos que no tienen piedad en embargar tu casa. Ésos. Ésos nos piden que los ciudadanos terminemos con la crisis. En fin.

Pero esto no es todo, amigos. El proyecto contará con una ayuda de “la Administración” de 600.000 Euritos. Yes, como lo oyen. Y tú y yo aquí, con cara de tontos.

Si son tan enrollados, yo les pido que apoyen públicamente la Tasa Tobin, ese impuesto para gravar las transacciones financieras especulativas. A ver si para eso hay huevos.

Por cierto, que a pesar de todo, la idea es excelente, y la web también. Pena que Jaime no se haya buscado otros apoyos…