Especismo

Especismo

httpv://www.youtube.com/watch?v=cG8yZeio4ls

La iniciativa “Algo más que un regalo” es muy sencilla: puedes regalar simbólicamente (subrayo lo de simbólicamente) una cabra, tres cerditos, un kit sanitario, una bici,  o un burro, que en realidad son un donativo a Intermón Oxfam y sus proyectos de desarrollo. A mi me parece una iniciativa original, simpática, y un regalo útil en estos tiempos en los que tenemos de casi todo, pero imagino también que a otras personas les parecerá una chorrada. Podéis ver el vídeo y juzgar vosotros.

En fin. Que llevamos varios años “vendiendo” cerdos, pollitos y burros para Navidades, cumpleaños, bodas, bautizos y comuniones sin mayor novedad. Hasta que ayer mi compañera Belén me reenvió una acción de protesta de la asociación pro defensa de los derechos de los animales AnimaNaturalis, que acusa a Intermón Oxfam de promover el especismo.

Hmmmmmm, promovemos muchas cosas, pero ¿el especismo?. Colorada por mi ignorancia, corro a la RAE y no encuentro nada, pero Wikipedia no me falla: el especismo (o especieísmo) es discriminar moralmente una especie animal sobre otra. Tipo racismo o sexismo, pero con especies.  Siempre según Wikipedia “la representación más común del especismo es el antropocentrismo moral, es decir, la infravaloración de los intereses de quienes no pertenecen a nuestra especie animal homo sapiens.” Vale.

Animanaturalis considera que Intermón Oxfam trata a los animales como “meras máquinas de producción de descendencia (sic), de carne, de leche, de huevos, de trabajo esclavizado”. Madre mía. Menos mal que los cerdos y las gallinas son simbólicos. Los que no son simbólicos son los pollos de Augusta, una de las mujeres que se beneficia del programa de microcréditos de Intermón Oxfam en Tanzania. Augusta cree que “producir pollo es una muy buena alternativa para no depender tanto de la agricultura, porque el clima está cambiando. Ahora tengo pollos y, por lo tanto, beneficios todo el año, ya que cuando lo necesito, vendo algunos y compro comida”.  Con su crédito ha conseguido construir un gallinero de ladrillo con techos de zinc, que ha reducido la mortalidad de sus pollos e incrementado sus ingresos, y gracias a ello Augusta se está construyendo una pequeña vivienda de ladrillo para ella, sus tres hijas y sus nietos.

Estos son pollos de verdad, y me huelo que esto sí debe ser promover el especismo, y a lo grande.

Si quieres ayudar a otras mujeres como ella, hazlo aquí.

Y por supuesto, si quieres protestar contra Intermón Oxfam hazlo aquí.

3 Comentarios

  • Maria on Jan 18, 2011

    ¿Estás segura que no leiste ESPEJISMO? o tal vez ESPECIENOTENGONADAMEJORQUEHACERISMO?

  • Lula on Jan 17, 2011

    Irene soy fan tuya, de verdad, fantástica entrada! Sigo riéndome, de verdad que eres una crack. Gracias.

  • Carmiña on Jan 17, 2011

    Y sabes que es la “estupidicismo”… ¡nunca había oido eso del “especismo”!… ¡nunca te acostarás sin aprender algo nuevo!
    Y ahora como arqueloga-historidora ¿que hubiera sido de la Asociación “Animanaturalis”, si en un momento de la humanidad a unos brutos paleolíticos no se les hubiera dado por domesticar cabras,… u ovejas? Igual estaríamos todovía en el punto de la humanidad en los que los miembros de esa asociación se sentirían a gusto: El Paleolítico.

Deja un comentario